Aumentar tu productividad: 5 Cosas que las personas exitosas hacen diferente

Aumentar tu productividad: 5 Cosas que las personas exitosas hacen diferente

Cualquier persona puede estar ocupada, pero eso no quiere decir que está usando su tiempo de manera sabia o efectiva. Debemos enfocarnos en ser productivos, no en estar ocupados. Es el principio básico para aumentar tu productividad.

Los líderes, CEOs y emprendedores más exitosos saben cómo aumentar su productividad para lograr lo que quieren en menos tiempos que otros. Saben que administrar sus horas del día es una habilidad vital en los negocios, pues el uso que les den influye directamente en el éxito de sus empresas.  

Así que, ¿qué podemos aprender de los líderes con mayor productividad en el mundo? Si sientes que siempre estás ocupado, pero que eres poco productivo, aquí te platicamos sobre 5 cosas que las personas más exitosas hacen diferente. 

Saben decir que no

“No” es una palabra que a la mayoría de las personas les da miedo decir en el trabajo. Incluso, hay investigaciones que muestran que, cuanto más difícil te sea decir que no, más probabilidades tendrás de sentir estrés, cansancio extremo e incluso depresión. 

El arte de decir que no es súper poderoso porque te permite priorizar el trabajo y concentrarte en los compromisos y metas que ya tienes planeadas, lo que te acercará a la meta de aumentar tu productividad.

El multimillonario Warren Buffet es un gran promotor de decir que no. Hay dos frases de él que queremos que queden grabadas en tu mente: 

“La diferencia entre las personas exitosas y las personas muy exitosas es que las personas muy exitosas dicen que “no” a casi todo”.

“Tienes que mantener el control de tu tiempo y no puedes a menos que digas que no. No puedes permitir que otras personas establezcan la agenda de tu vida”. 

Se apegan a una rutina

Es bien sabido que Barack Obama se apegaba a una rutina diaria bastante sólida durante su periodo presidencial y que esta lo ayudó a tener una mejor productividad y llevar adecuadamente sus actividades del día a día. 

Comenzaba el día haciendo ejercicio a las 6:45 am, desayunaba con su familia y llegaba a la oficina presidencial alrededor de las 9 am. Al final del día cenaba con su familia antes de regresar de nuevo a trabajar como hasta las 10 pm. Ese tiempo extra de trabajo lo ocupaba para terminar las cosas que no había hecho durante el día y para organizar su agenda del siguiente día. 

Sobre esto, Obama ha dicho:

“Necesitas enfocar tu energía para tomar decisiones. Necesitas hacerte de una rutina. No puedes pasar el día distrayéndote con trivialidades”.  

Hacen las cosas (Aumentar tu productividad requiere tomar decisiones)

Es muy común pensar y darle miles de vueltas a las cosas. Platicarlas, imaginarlas e idealizarlas. Pero ¿qué hay de realmente poner manos a la obra para hacerlas realidad?

Ninguna cosa sucede hasta que empiezas a hacerla en lugar de platicarla. Por esto, el increíble Walt Disney siempre decía: “La forma de comenzar algo es dejar de hablar y empezar a hacer”.

El mítico luchador de artes marciales y actor Bruce Lee opinaba lo mismo que Disney y hay una frase de él que deberías tener como mantra: “Si pasas demasiado tiempo pensando en algo, nunca lo harás”.

Así que, es momento de dejar de procrastinar y simplemente haz que las cosas sucedan. No dejes que tus sueños se queden siendo simplemente sueños. 

Se concentran en las tareas más importantes

Elon Musk comienza su día con el trabajo más importante que tenga que hacer y programa el resto de su jornada de acuerdo a la prioridad de las cosas.  

En el discurso de graduación que dio para los alumnos de la Universidad del Sur de California en 2014, dijo: “Concéntrense en lo importante. No pierdan su tiempo en cosas que en realidad no mejoran lo que están haciendo”. 

Una de las formas en las que Musk sigue su propio consejo es eliminando todas las juntas que pueda. Si no es extremadamente urgente, simplemente no hay junta. 

Se toman el tiempo para descansar y prepararse para aumentar su productividad

Arianna Huffington dice que durante años vivió ciegamente bajo el engaño colectivo de que el éxito se consigue a costa del agotamiento. Lo que la hizo cambiar por completo esa mentalidad fue cuando en 2007 se desmayó por falta de sueño, se golpeó la cabeza contra su escritorio y se rompió el pómulo. Ahí se dio cuenta que trabajar en exceso sin tener el descanso apropiado es lo peor que cualquier persona puede hacer. 

“Mi truco más eficaz para hacer las cosas es dejar de hacer lo que estoy haciendo y dormir un poco. No hay nada que afecte más negativamente mi productividad y eficiencia que la falta de sueño. Después de años de trabajar hasta el agotamiento extremo, me he dado cuenta del valor que tiene el dormir bien”.

En realidad, no hay secretos especiales o aplicaciones que mágicamente le pongan más horas al día. Incluso los líderes empresariales más ocupados del mundo tienen solo 24 horas para hacer todo lo que tienen que hacer, al igual que nosotros, los simples mortales.

Los altos ejecutivos saben que la productividad es algo en lo que hay que trabajar día a día porque no es algo que se da de manera natural. Siempre habrá listas de pendientes que irán creciendo y las distracciones no desaparecerán nunca. 

Será tu tarea hacer el esfuerzo de ser más productivo y los consejos de estas personas súper exitosas te pueden ayudar a comenzar a cambiar tu forma de trabajar para aumentar tu productividad.