Cómo cuidar a tu roomie cuando tiene depresión

La depresión es una enfermedad de la que no te das cuenta fácilmente hasta que la tienes. Se presenta de diferentes formas y varía de persona a persona. Es importante que distingas la tristeza de la depresión: es normal sentirnos tristes de vez en cuando pero lo que no es normal es vivir con desinterés por las cosas que te gustan o sentir desesperanza por períodos de tiempo muy prolongados. Si crees que tu roomie ha llegado a tener depresión o la está experimentando y no sabes cómo ayudarlo, no te preocupes, hay formas de hacerlo. 

Aprende a reconocer los síntomas de depresión que tiene tu roomie

No todas las personas experimentan depresión de la misma forma, no todo es estar llorando desconsoladamente todo el día, es un trastorno del estado de ánimo por lo que si tu roomie ha llegado a experimentar depresión puede que tenga alguno o varios de los siguientes síntomas como: 

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración por cosas de poca importancia.
  • Pérdida de interés en sus actividades comunes (algunas o todas)
  • Cansancio constante o falta de energía.
  • Cambios en su apetito: Ya sea pérdida o aumento del mismo.

Déjale en claro a tu roomie que necesita ayuda profesional

Puede que tu roomie no sea del todo consciente de que tiene depresión y eso impida que puedas cuidar apropiadamente de él. Hacerle ver que puede tener síntomas o signos de una depresión pueda ayudarlo a entender que lo que siente no es normal, y que tiene solución.

Es además muy común que tu roomie pueda sentirse avergonzado por tener depresión pero es importante hacerle ver que sin ayuda adecuada y sin tratamiento será muy difícil que mejore y vuelva a ser el mismo de siempre. Habla con él y explícale tu preocupación por su bienestar, comenta con él la importancia de reconocer que la depresión no es voluntaria ni es cuestión de “echarle ganas”. Es una enfermedad mental y al igual que las demás enfermedades necesita un tratamiento. Muestra tu disposición a ayudarlo y a que se sienta mejor.

Si tu roomie ya está en tratamiento para su depresión…

Ofrece toda la ayuda que a ti te gustaría recibir: ayúdalo a buscar un médico y concertar una cita, o si ya hicieron cita, puedes ayudarle con las preguntas y temas que va a tener que tratar. Existe la posibilidad que ver al médico lo ponga nervioso y esto le haga sentir peor. 

Si vas a cuidar a tu roomie en tratamiento, puedes recordarle que tome su medicación en lo que se acostumbra o estar pendiente para que no se le olvide y hacer hincapié en que son sus muletas en lo que se mejora.

Échale porras y crea un ambiente con poco estrés

¿A quién no le gusta sentirse apoyado cuando la pasa mal? en ocasiones cuando alguien está deprimido suele juzgarse de manera muy dura y encuentran siempre errores en todo lo que hace, si tu roomie experimenta depresión recuérdale esas cualidades buenas que tiene y que hacen que te caiga tan bien o que lo hacen el mejor de todos los roomies. 

Aliviar el estrés como forma de cuidado para tu roomie es esencial, en particular éste puede sentirse mucho más relajado sí sabe lo que debe hacer, así que una rutina puede ser de ayuda para su mejoría.

Hagan actividades físicas

Otra de las maneras para cuidar de alguien que experimenta depresión es hacer todo tipo de actividades físicas: pueden hacer ejercicio suave por las tardes, bailar, yoga o incluso meditar. Además de distraerse ambos estarán conviviendo y pasando tiempo juntos, lo cual le recordará que no está solo y tiene alguien que se preocupa por él. Checa estas rutinas de ejercicios que pueden hacer con lo que tienen en casa.

Un último consejo adicional es que también te cuides a ti mismo, apoyar a una persona querida que está experimentando depresión no es sencillo y en el camino puedes experimentar sentimientos de frustración y mucho agotamiento si notas que no mejora o que se niega al tratamiento. 


Busca momentos de autocuidado, también es importante que pienses en ti mismo durante el día. Échale un ojo a estos tips de salud mental para quererte bien y bonito.