Cómo dormir mejor para que te rinda el día

Ya sea que hagas home office o que ya estés de vuelta en la oficina, y tus hábitos de sueño son un reverendo desastre, Si tus horarios están más desorganizados que el cuarto de tu roomie necesitas intervención a la de ya. Por eso, aquí te diremos cómo hacerle para que puedas dormir mejor, al día siguiente te sientas con más energía y seas más productivo en tu chamba.

Duerme la cantidad ideal de horas

Es probable que pienses: “con 3 horas de sueño tengo” y aunque puede que hayas logrado acostumbrar a tu cuerpo a esa masacre, no es lo ideal ni lo recomendable. Por lo general, dormir entre 7 y 8 horas es lo más sano. Recuerda que al lograr dormir mejor tu cuerpo se sentirá más descansado al despertar y serás mucho más productivo durante el día.

Ajusta tu estilo de vida para dormir mejor

Si no tienes un journal o una agenda en la que manejas tus pendientes (ya sea física o digital), es momento de que consideres tener una. Apuntar y visualizar los pendientes que tengas para el día siguiente hace que tus preocupaciones se queden en la agenda y no en tu cabeza. 

Por otra parte, a lo largo del día es necesario que hagas más actividad física como caminar por 30 minutos o hacer una pequeña rutina de ejercicio y aunque cueste, bájale un poco a tu consumo de tabaco, alcohol y cafeína. 

Otra de las formas en que puedes mejorar tus hábitos de sueño es practicando técnicas de relajación, meditación, yoga o ASMR. Escuchar a tu cuerpo te hará reconocer en qué momento del día te sientes con más energía. 

La cama es para dormir

Así sin más: La cama no es para que te pongas a trabajar con tu laptop hasta las 4 de la mañana ni para que te desveles viendo series de Netflix en tu teléfono. En general, usar la cama sólo como el espacio para dormir (o hacer un poco de cardio para adultos), nos hace más fácil asociarla con esta actividad y  eliminar los malos hábitos de sueño que no te dejan ser más productivo.

Crea tu rutina ideal para dormir mejor

Piensa en actividades que te hagan sentir calma y tómalas como tu rutina de  hábitos de sueño. Algunas de esas actividades pueden ser: leer o tomar un baño antes de dormir. Evita ver televisión o cualquier otra cosa que te distraiga, como ver tik toks hasta las 3 de la mañana; si vas a hacer ejercicio antes de irte a la cama que sea al menos 2 horas antes de acostarte. Checa que tu cuarto esté en la temperatura que más te guste y bien oscurito. 

Recuerda que los hábitos los hacemos nosotros mismos y definitivamente no querrás ver cómo luces de viejito después de una vida sin dormir mejor de lo que actualmente duermes.