Cómo hacer home office sin morir en el intento

como hacer home office

¿Cómo hacer home office? La pregunta que todos nos estamos haciendo…

Estabas acostumbrado al ritmo ajetreado de la oficina, rodeado de personas, ruidos y movimiento. En tiempos de pandemia has tenido que acostumbrarte a la llamada nueva normalidad, y algo que esta nueva normalidad trae consigo es la necesidad de hacer trabajo remoto o home office. Ahora convives con los demás a través de juntas y reportes virtuales, eres tu único compañero de trabajo y el ruido en tu entorno es el de tu mascota o de tus roomies. No lo tomes como algo triste, al contrario. ¿Poder trabajar sin que nadie te moleste? ¡Genial! ¿Terminar tu día sin aguantar los malos chistes de ese compañero de trabajo, ¡aún mejor! 

¿Cómo hacer home office? 5 tips para no morir en el intento

1. Prepara tu mente

El home office no sólo implica un espacio físico sino también un espacio mental. Prepara tu mindset designando horas fijas de trabajo y descansos. Levántate todos los días a la misma hora y haz tu rutina de mañana como si fueras a salir a trabajar. Sí, eso implica vestirte también de la cintura para abajo o correrás el riesgo de que una emergencia o una visita sorpresa expongan tu outfit. No tienes que dejar la comodidad de lado y ponerte vestido o traje, solamente vístete para trabajar. 

2. Elige un lugar específico para hacer home office.

Ten en cuenta que ese lugar debe contar con una conexión a internet estable, no ser muy ruidoso o con distractores que te impidan concentrarte, e idealmente, ser un espacio propio.

Si no cuentas con un estudio, no hay problema. Puede ser una mesa de trabajo en alguna parte de la casa o incluso en tu cuarto.

3. Arregla tu espacio de manera que te sientas cómodo

Decora tu espacio a tu gusto para que inspire organización. Y mantén el lugar ordenado, pues el orden externo influye en el orden interno y viceversa. Asegúrate de que tu nuevo nicho te haga sentir tranquilo y feliz. Si necesitas ideas, te recomendamos este artículo de decoración en nuestro blog, buscar DIY’s en Pinterest o seguir tutoriales para hacer tus propios muebles y material de oficina en YouTube (las mesas tipo Murphy o muebles plegables son perfectos para habitaciones pequeñas). No tienes que gastar mucho para conseguir un espacio ideal. 

4. Asegúrate de tener a la mano todo el equipo que necesitas

Esto puede incluir una taza de café (o toda la cafetera para ti solito) y algún snack o piezas de fruta. Si vas a invertir en algo, que sea una silla de trabajo amable con tu espalda y unos auriculares con micrófono que te agraden. 

5. Sácale jugo a la situación.

Piénsalo bien: podrás dormir un poco más pues no hay necesidad de traslado, tienes el baño y la cocina cerca y puedes aprovechar cada minuto de tus momentos de descanso. 

No sabemos cuánto durarán las reglas de la contingencia sanitaria, y ya sea que tu trabajo se torne semipresencial alternando visitas a la oficina o que continúes trabajando a distancia por completo, te sugerimos adaptarte y disfrutar esta nueva modalidad laboral.

Si te gustó este artículo sobre cómo hacer home office, échale también un vistazo a “Consejos para optimizar el trabajo desde casa”.