Lo que nadie te explicó de cómo usar la lavadora

Lo que nadie te explicó de cómo usar la lavadora

Si llegaste a la adultez sin saber cómo usar la lavadora y a estas alturas te da pena preguntar, no te preocupes, te explicamos todo lo que tienes que saber para lavar tu ropa en lavadora. 

¿Qué necesito para lavar mi ropa en lavadora?

  • Detergente: Hay tantas variantes de detergente para lavar la ropa como de bebidas en un Starbucks. Aunque sea un poco más caro, te recomendamos que elijas detergente líquido ya que el detergente en polvo puede manchar tu ropa si no lo disuelves bien, además de que el detergente líquido es compatible con las lavadoras automáticas que tienen dispensador de jabón. Si eres muy quisquilloso con mantener brillantes los tonos de tu ropa, puedes comprar un detergente para ropa blanca, otro para ropa oscura y otro para la ropa de color, pero hay detergentes que puedes usar para toda tu ropa sin importar el color.
  • Suavizante de telas: Es lo que hace que tu ropa huela bonito y esté suavecita. Elige un aroma que te encante, la variedad también es muy amplia. Hay suavizantes que hacen que la ropa se arrugue menos para que no batalles si tienes que plancharla. 
  • Quitamanchas: Este no lo pondrás dentro de la lavadora. Te recomendamos usar Vanish o la siempre fiel barra de Jabón Zote blanco.
  • Jabón para ropa delicada: Es opcional, pero las abuelitas recomiendan el Vel Rosita.
  • Las tinas de ropa o cestos te harán el proceso más fácil, aunque no son indispensables.

Tip: Si quieres ahorrarte la decisión entre tantos productos, existen pods de detergente todo en uno o detergente con suavizante integrado.

Pasos que debes seguir antes de lavar la ropa en lavadora:

  • Revisa las instrucciones de lavado en las etiquetas de tu ropa. Las prendas de lana o las que requieren lavado en seco no pueden lavarse en casa. Tienes que llevarlas a la tintorería.
  • Literalmente, divide y vencerás. Tienes que separar los tipos de ropa: las toallas se lavan por separado porque sueltan pelusa. Los trapos sucios y jergas de limpieza, también. La ropa de cama como sábanas y edredones es mejor lavarla aparte ya que suele ocupar mucho peso y el tipo de telas requiere otro ciclo de lavado. Si tienes mascotas en casa, los filtros quita pelusa te salvarán la vida. 
  • Ahora, separa la ropa por colores: clara, oscura y de color. Esto es muy importante porque corres el riesgo de que una prenda pinte de color el resto de tu ropa blanca. 
  • Si es mucha ropa, tendrás que separarla una vez más y dividirla en cargas, que es la cantidad de ropa que cabe en tu lavadora (por ejemplo, si tu lavadora soporta 10 kilos de ropa, tendrás que dividir tu ropa sucia en montones de 10 kilos). Evita esto lavando tu ropa cada semana para que no se te junte la chamba.
  • Voltea las prendas de ropa que vas a lavar al reverso para prevenir el desgaste de los colores y estampados.
  • Revisa la ropa en busca de manchas. Las manchas se quitan remojando y tallando las prendas a mano antes de echarlas a la lavadora. No te asustes, no hay que hacerlo con toda la ropa, sólo con la que lo requiere, como ropa interior y camisas claras. Usa el quitamanchas en los puños, cuellos y axilas de las camisas para que no se vean amarillas y tu look godín esté siempre impecable. 

Tip: Si usas ropa delicada con encajes, bordados o lentejuelas, te recomendamos comprar una bolsa de lavado para que no se maltrate. 

Cómo programar la lavadora para lavar la ropa:

  • El agua debe ser a temperatura normal a menos que la ropa esté muy manchada o tenga que ser sanitizada. El agua caliente puede encoger ciertas telas. Y la cantidad de agua debe ser proporcional al tamaño de la carga de ropa.
  • Selecciona las opciones para lavado “normal” a menos de que se trate de ropa delicada, que requiere centrifugado lento. 
  • Las lavadoras automáticas tienen dispensadores para poner el detergente y suavizante de telas. Llena los compartimentos ya que hayas puesto la ropa adentro de la lavadora. La máquina vertirá el detergente y el suavizante en el momento justo. 
  • Cierra bien la tapa y presiona inicio. ¡Listo, lo lograste! 

Tip: Las lavadoras automáticas de hoy en día hacen maravillas. Algunas realizan pre-secado, y otras pueden programarse para lavar a una hora determinada. Así la ropa estará limpia cuando llegues a casa después del trabajo. 

Qué hacer después de lavar tu ropa en lavadora

  • No olvides sacar tu ropa de la lavadora (suele pasar) porque se arrugará, o en el peor de los casos olerá a humedad y tendrás que volver a lavarla. 
  • Si no tienes secadora, colgar la ropa en ganchos te ahorrará mucho tiempo, y dejarás espacio en el tendedero para la ropa de tu roomie. 
  • Debes limpiar el filtro de tu lavadora cada tres meses para que no se tape con pelusa.  

Ahora ya puedes sorprender a tu mamá y hasta enseñarle cómo usar la lavadora. Para seguir aprendiendo a ser un adulto independiente, revisa esta guía práctica para usar electrodomésticos.