Emprender un negocio: ¿Tienes madera de emprendedor?

Emprender un negocio: ¿Tienes madera de emprendedor?

Emprender un negocio no es fácil y no todas las personas tienen lo que se necesita para hacerlo.

Si estás con las ganas de lanzarte a la aventura del emprendimiento, es mejor que sepas desde antes todo lo que implica emprender un negocio y las características que necesitas para ser un buen emprendedor. 

Es padrísimo tener una gran idea de negocio y querer desarrollarla, pero debes estar consciente de que el emprendimiento no es un camino tan fácil y por eso no todas las personas tienen madera de emprendedor.

Si piensas que tú si serías un buen emprendedor, entonces solo revisa que tengas las siguientes características: 

Asumir riesgos

Definitivamente, una de las principales cualidades que cualquier emprendedor debe tener es la capacidad de asumir riesgos. 

Emprender un negocio se trata de eso, de arriesgarse a poner todo sobre la mesa y hacer lo posible porque funcione, contra viento y marea. 

Estar dispuesto a no tener ingresos en un buen tiempo

Emprender un negocio normalmente significa no tener ingresos por varios meses.

Uy, este punto es de los más complicados de ser emprendedor y al que muchas personas no están dispuestas a enfrentarse.

El emprender un negocio desde ceros significa no tener ni un solo ingreso por un tiempo. Es más, no hay ingresos, pero sí gastos que debes asumir para conseguir clientes, montar tu sitio web, etc. Debes estar dispuesto y preparado a no generar ni 1 peso de ingreso por algunos meses. Si te mentalizas a esta situación desde el principio, te será más fácil sobrellevar los primeros meses como emprendedor. 

Capacidad de liderazgo

Aunque al principio solo seas tu en tu negocio, eventualmente necesitarás tener colaboradores o proveedores con los que trabajarás día a día. Si no tienes capacidad de liderazgo no podrás guiar los esfuerzos de todos hacia una meta en común para tener éxito. 

Debes poder ser la cabeza del equipo y liderar a todos para que tu negocio se desarrolle correctamente y pueda ir creciendo poco a poco. 

Hacer que las cosas sucedan

Si no haces que las cosas sucedan, tu emprendimiento simplemente no prosperará. 

Es muy fácil tener ideas y fantasear que todas ellas se harán realidad. Pero, como dicen por ahí, del dicho al hecho hay mucho trecho y si eres puro bla bla bla, pero no logras llevar nada de esa habladuría a la realidad, te quedarás en un limbo de ideas sin accionar.

Debes tener la capacidad de hacer que las cosas sucedan y que no solo se queden en tu cabeza y en el aire. Más vale que tengas avances pequeños, pero continuos, a que nunca aterrices nada.

Un buen emprendedor hace que las cosas pasen, se mueve, pivotea si es necesario, busca oportunidades, es perseverante y chambea mucho para que su negocio avance y prospere. 

Si crees tener todo lo que hemos mencionado en esta lista, entonces tienes madera de emprendedor. No lo pienses demasiado y lánzate a poner tu propio negocio. ¡Te deseamos todo el éxito del mundo!Si quieres inspirarte en algunas de las personas más exitosas en el mundo, entonces te recomendamos leer nuestro artículo Aumentar tu productividad: 5 Cosas que las personas exitosas hacen diferente.