Cómo sobrevivir al frío (sin la capa de tu tío)

Sobrevivir al frío siendo roomie foráneo puede ser un viacrucis. Si la primera vez que experimentaste una temperatura menor a los 16 grados te querías morir, es muy probable que en este invierno te hayas convertido en un cubito de hielo, ¡porque pegó con ganas! y aún peor: no pudiste volver a la casa de tu familia porque pandemia. Si aún tiemblas como maraca cada que tu roomie abre las ventanas del depa por las mañanas, entonces no te preocupes aquí te damos tips para que te ajustes el termostato.

Cómo sobrevivir al frío: #1 Bañate con agua fría

Sí, esto suena a reto vikingo. Sabemos que es muy bonito poder darse un baño de agua tibia y que eso relaja el cuerpo, pero realmente no ayuda a que tu cuerpo logre aclimatarse al nuevo ambiente en el que está, y peor aún si después del baño te forras como tamal oaxaqueño. Si te bañas con agua fría está bien usar una pijama de manga larga y en general solo cubrir tus pies y manos, ya que por ahí se enfría más el cuerpo.

Ojo que hay ocasiones en las que el agua no está fría, ¡está helada! y no es recomendable bañarse así. 

Cómo sobrevivir al frío: #2 Tienes que salir al exterior

Si cada que hace frío mandas a tu roomie por las compras porque tú eres demasiado friolento, entonces tienes que hacer de tripas corazón y ser tú quien comience a salir por los antojos a la esquina. No vayas con tu abrigo que te hace parecer piñata de colores, ponte una sudadera y lánzate a enfrentar el mundo, te aseguramos que vas a sobrevivir y después ni lo vas a notar.

Cómo sobrevivir al frío: #3 Entra más en contacto con el agua y… ¡lava los trastes!

Lavar la ropa cuando hace frío puede ser algo peligroso ya que si no queda bien seca, se apesta, pero lavar trastes es algo de todos los días y sí, el agua puede estar tan fría que tus dedos parezca que se entuman pero será solo por unos pocos minutos y tu cuerpo irá ganando resistencia. También, estarás un paso más cerca de ser un adulto responsable al limpiar tu relajito. 

Cómo sobrevivir al frío: #4 Cambia tu alimentación

Si tu cuerpo no está bien nutrido ni ha almacenado grasita para el frío como oso polar, no esperes aguantar tan fácilmente las bajas temperaturas. Una buena alimentación ayuda a que te aclimates más rápido. Te recomendamos aumentar un poco tu consumo de carnes magras, productos lácteos y alimentos integrales, verás como tus reservas corporales para el frío se incrementan. De preferencia toma alguna dosis de Vitamina C para prevenir que contraigas alguna gripe o resfriado.

Cómo sobrevivir al frío: #5 No seas una figura decorativa

Y esta es una nueva manera de sugerir que hagas ejercicio. Recuerda que al quemar calorías tu cuerpo produce energía la cual se transforma en calor y por ende no tenemos tanto frío. Además de que es saludable, es una solución casi inmediata a esos momentos en que solo queremos hacernos taco en una colcha pero debemos trabajar. Te dejamos unas rutinas de ejercicio en casa que puedes hacer con tu roomie


Recuerda que es un proceso gradual y que tu cuerpo eventualmente se adaptará al nuevo entorno en el que vive, sin embargo, sabemos que hay de fríos a FRÍOS, y que lo principal es cuidarte a ti mismo. No te expongas de más al salir ni tampoco quieras andar en traje de baño por la calle, y, sobre todo, también disfruta de lo delicioso que es estar enrollado en la colcha en cama maratoneando series

Si ya estás más curtido que un esquimal y el frío corazón de tu ex te dejó más que preparado para las bajas temperaturas, checa estos lugares donde puedes conocer la nieve en México.