Roomies de terror (la saga) #4: El mala paga

no paga la renta

Salido de nuestra saga de roomies del terror, te presentamos al roomie mala paga que no puede pagar la renta a tiempo y termina dejándote a ti o al resto de los roomies con el paquete completo de la renta del mes, porque sea melón o sandía, o que a Chuchita la bolsearon, nunca faltará la excusa para atrasarse con el pago.

No importa cuanto se lo recuerdes: se le va a olvidar que tiene que pagar la renta 

Si eres el roomie designado para hacer la colecta del dinero de la renta, ya sea porque el contrato esté a tu nombre o porque seas un adulto independiente con sus finanzas o lo más cercano a un contador y tus roomies te hayan puesto también a cargo de la tanda y el resto de asuntos que involucren recursos financieros, el mala paga no se acuerda que tenía que darte su aportación correspondiente para pagar la renta del mes. 

Acosarlo todo el día para pagar la renta tampoco soluciona las cosas

Aunque lo estén molestando todo el día, siempre dirá que “en 15 minutos hace la transferencia”, “que a la hora de comer te pasa el dinero”, “que cuando vaya al cajero en la tarde”, “que no tiene cambio para darte su parte completa” (o feria o sencillo, depende de dónde nos leas). El caso es que de repente va a ser muy tarde para él y ya “mejor mañana te lo pasa”. 

No es algo que pase rara vez, de hecho ya les debe varios meses

Si fuera una situación extraña, no dudarían en darle su apoyo porque todos tenemos momentos económicos malos, pero él está muy endeudado contigo o con el resto de los  roomies que cohabitan en el depa. Parece que le hacen caridad porque en el peor de los casos este roomie de terror tiene al menos 6 meses sin pagar la renta. Y sí, les cae bien, sienten feíto por todas las tragedias que les cuenta que está pasando, pero todo tiene su límite.

No puede pagar la renta y su vida es la Rosa de Guadalupe pero casualmente siempre le llegan paquetes de Amazon

No tiene dinero para pagar la renta pero siempre le están llegando cosas al depa. Te asegura que no son suyas y que de hecho son de un compañero de la oficina o que es algo que su mamá le mandó. Pero parece que no deja de gastarse su quincena en Funkos y le gusta ser el mala paga que te queda mal a la hora de pagar la renta.

No hay muchas maneras de solucionar esta situación sin específicamente tener que pedirle que se vaya del departamento y busque otro lugar para rentar

De verdad que estar cobrando dinero es súper desgastante, y así como decían los papás, “cuentas claras, amistades largas”. Ese refrán también aplica con los roomies. Si de plano la situación te está sacando canas verdes, corta por las buenas. Mereces un roomie igual de comprometido que tú.

Y si tú eres este roomie de terror, toma este post como una señal: lo que estás haciendo no es nada cool, porque al ser un malapaga pones a otros a parir chayotes cada mes. Ya estás grandecito, una mala racha no se puede transformar en un modo de vida. Organiza tus finanzas y ten la decencia de pagar la renta a tiempo, par favar.