La nueva normalidad y cosas que no volverán a ser iguales después de la pandemia

nueva normalidad después de la pandemia

Soñar con el día en que termine la pandemia es uno de nuestros actos recreativos favoritos, algunos nos imaginamos en una reunión con todos nuestros amigos o en una fiesta familiar de celebración, cumpliendo ese viaje que tanto deseábamos o simplemente andando sin cubrebocas la mayor parte del tiempo. Y aunque tu amigui el que se la vive en Tulum diga que no pasa nada, que las cosas seguirán igual, te podemos asegurar que sí habrá cambios notables después de la pandemia y sí, será una nueva normalidad. 

Ir a comprar ropa en la nueva normalidad no será lo mismo

Con la pandemia los protocolos han cambiado para muchas cosas, entre ellas el comprar ropa. No solo porque tocamos la ropa constantemente al estar escogiendo y nos desinfectamos cada vez que tomamos algo o devolvemos algo a su lugar. 

Más bien es porque las empresas impusieron un protocolo que no habíamos visto antes: desinfectan las prendas que se miden los clientes. Se lee bien extraño y asqueroso pero solíamos compartir con frecuencia los gérmenes de quienes se habían probado la misma prenda antes. Y si eras de los que sólo lavaba la ropa interior nueva, ahora en la nueva normalidad cualquier prenda de ropa que adquieras, primero pasa por un proceso de lavado para antes de usarla. 

El manejo del espacio personal ha cambiado

Si antes de la pandemia tenías que saludar de beso aunque no te sintieras muy cómodo, después de la cuarentena y una vez que nos integremos a la nueva normalidad, podrás seguir haciendo uso de tu voluntad para que nadie que no quieras invada tu espacio personal. 

Eso de estar más lejos unos de otros ayudó a que tu nerviosismo por gente demasiado junta en la fila del súper se desvaneciera. No volveremos a ser los mismos en una nueva normalidad donde cada quien pedirá tener más espacio personal para evitar sentirse invadido y apachurrado. 

Por otra parte, de seguro pasas más tiempo con tu roomie al que no conocías tanto. Si en este tiempo descubriste que es una joyita y definitivamente tu vida no volverá a ser la misma después de él o ella, nomínalo para nuestro muro de la fama de los mejores roomies de Latinoamérica.

El home office llegó para quedarse como parte de la nueva normalidad

Con esto de la pandemia, ciertas empresas tuvieron la suerte y fortuna de poder continuar laborando pero mandando a su personal a chambear a sus casitas. Algunos les dieron el equipo necesario para poder hacer la chamba y otras les dijeron que con cualquier laptop bastaba.

Muchos comenzamos a tener (y odiar) juntas por videollamada que pudieron haberse resumido en un correo en lugar de restarle mínimo 50 minutos a nuestra vida. Sin embargo, el llamado teletrabajo será la puerta de entrada a mejores ofertas laborales en mercados extranjeros para chavos como tú (jijiji lo de “chavo” es un cumplido), que tienen ahora la experiencia necesaria para brillar. Checa este artículo para hacer home office como un pro y este otro para trabajar inteligente haciendo más en menos tiempo.


Seguramente hay toda una lista de cosas que deseamos hacer al final de la pandemia y cuando recuperemos nuestras vidas en la nueva normalidad, cada vez estamos un poco más cerca de que se acabe o de que en todo caso sea sólo el inicio del fin de la sociedad como la conocemos y acabemos viviendo a lo Mad Max.

No te creas, es bromi. Todo saldrá bien al final.