Los mejores postres sin horno para consentir a tu roomie en San Valentín

Probablemente extrañas la calidad de los postres que te hacía tu mamá por consentido, por eso aquí te dejamos unas recetas sencillas y en las que no necesitas hornear N-A-D-A. Es más, seguro que alguna te recuerda al sabor de tu infancia.

Postres sin horno #1: Arroz con leche

El clásico de clásicos, pero no porque sea un postre caliente significa que se antoja menos. De hecho nuestra recomendación es que lo guardes en el refrigerador o incluso lo dejes congelar un poquito y verás qué delicioso sabe bien helado. 

Ingredientes:

  • Arroz
  • Leche
  • Canela
  • Azúcar
  • Leche evaporada
  • Si no tienes canela, puedes usar vainilla (o ambas)

Preparación:

Lavar bien el arroz y ponerlo a cocer con poca agua, canela y azúcar. Posteriormente se añade la leche evaporada, se deja hervir 5 minutos y listo.

Postres sin horno #2: Carlota de limón

Este es el más exprés y facilito de todos, incluso puedes hacerlo como regalo para alguien este 14 de febrero, y en tiempos menos pandémicos, seguro puedes hacerlo para tus amiguis cuando organicen sus cenas. 

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas María
  • 1 leche evaporada
  • 1 leche condensada
  • 4 limones

Preparación:

Agregas la leche evaporada y la leche condensada a la licuadora. Una vez que estos ya quedaron bien mezclados, sigue licuando mientras añades poco a poco el jugo de los limones. Al final tendrás, una mezcla espesa. Ahora, en un molde agregas una capa de mezcla seguido por una de galletas (como una lasaña) y deberás hacer exactamente lo mismo hasta terminar. 

Al final puedes añadir ralladura de limón para un extra de sabor. 

Refrigera por dos horas y listo. Si lo quieres congelado también sabe muy bueno.

Postres sin horno #3: Flan napolitano

Esta receta es 100% casera:, nada de cajita o comprado en el supermercado, queremos que te luzcas al máximo con tu roomie. 

Ingredientes:

  • 1 leche evaporada
  • 1 leche condensada
  • 5 huevos
  • 1 cucharada de vainilla
  • ½ taza de azúcar

    Preparación

Para el caramelo, vacía el azúcar en una sartén o directamente sobre el molde donde harás el flan.

Mientras dejas que tu caramelo se enfríe, licúa la leche evaporada, la leche condensada, los huevos y la vainilla. Pon el caramelo en el traste dónde lo pondrás a cocer y vacía directamente la mezcla sobre este. Después lo pones al baño María en la estufa a fuego medio por una hora. 

Postres sin horno #4: Gelatina de mosaico

Este es el que puede recordarnos la infancia a muchos, el postre preferido por las mamás para las fiestas de cumpleaños o los convivios de la escuela. Al mismo tiempo requiere un poco más de habilidad pero hey, si logras hacerlo no olvides presumirle a tu familia lo bien que ha evolucionado tu chefcito interno. 

Ingredientes:

  • Gelatinas de sabores (te sugerimos fresa, piña, uva y limón, ya que sus colores son más fuertes y se verá más bonito)
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 4 sobres de grenetina (gelatina sin sabor)
  • ½ taza de agua

Preparación:

Para tus gelatinas de sabores, pon a hervir 3 tazas de agua y después agrega el sobre de gelatina. Déjalo a fuego medio durante 5 minutos hasta que se hayan disuelto los grumos. Retira y deja reposar hasta que alcance temperatura ambiente, después lo viertes en un molde y la refrigeras hasta que esté durita.

Para la gelatina blanca, debes hidratar tu grenetina en media taza de agua, mientras la dejas hidratando licúas la leche condensada y la leche evaporada. Ahora, para eliminar los grumos de tu grenetina hidratada debes ponerla a baño maría y disolver. Una vez que ya no tenga grumos y con tu licuadora a baja velocidad, añadir la grenetina poco a poco en la mezcla que preparamos previamente.

Para el siguiente paso, las gelatinas de colores ya deben estar listas, así que debes cortarlas en cubos y colocarlas en el molde donde harás tu gelatina. No debe ser muy ordenado o por colores, aquí puedes ponerte salvaje porque después debes cubrirlo todo con el preparado que hicimos.
Déjalo refrigerar por al menos 2 horas o hasta que esté cuajado.

Lo mejor de estas recetas es que no debes utilizar el horno para elaborarlas ni tampoco te quita mucho tiempo su preparación puesto que son sencillas, además de que están pensadas para que no hagas un gasto excesivo.


Esto es el equivalente a un nivel básico en repostería, el chiste es que poco a poco te sientas cómodo como para ir subiendo el nivel.
Si te interesa la cocina pero tienes poco presupuesto, aquí te dejamos estas recetas para comer saludable con poco dinero  o estas para que aproveches las tortillas que tienes en el refri.