Roomies de terror (La saga): #1 El que te agarra la ropa sin permiso

Si un lunes por la mañana mientras preparas tu desayuno y de repente notas que tu roomie trae puesta la t-shirt que compraste la semana pasada y no recuerdas si te la pidió o si se compró una igual, si notas que te falta ese par de calcetines cool que tanto te chuleaba y resulta que los presume en Instagram o si el finde se pone una de tus mejores garras, no cabe duda que vives con el roomie de terror #1: El que usa tu ropa sin permiso.

¿Cuándo ataca este roomie de terror?

Creemos que no tienen un horario establecido ya que pueden atacar en prácticamente cualquier momento del día, tomar tu ropa sin permiso es su mejor especialidad y han desarrollado un nivel de maestría excepcional. Normalmente este roomie de terror sabe cuando metiste tu ropa a lavar, cuando ya se te juntó demasiada ropa sucia y sobre todo: cuando estás completamente ausente como en tus horas de trabajo, cuando sales del departamento e incluso si te acabas de meter a bañar. 

¿Cuál es su origen maligno?

A menos que seas hijo único, no podrás entender del todo la experiencia pero los roomies de terror que usan tu ropa sin permiso tienen en muchos casos su origen en los hermanos que te agarran la ropa sin avisarte. Este roomie es una de las evoluciones, normalmente porque siempre tomó sin permiso la ropa de su hermano y además contaba con la credibilidad de los padres. Esto le permitió seguir teniendo excesos de confianza que no se quedaron en su núcleo familiar y saltaron al resto de su vida como adulto.

Atrapando a la criatura con las manos en la masa

Si lo que deseas es detectar el momento en el que está realizando su fechoría, puedes causar tentación con una prenda de ropa cara que sepas va a querer ponérsela y esto incluye hasta los chones, porque estas criaturas no respetan los límites personales cuando se trata de usar tu ropa sin permiso. Ya sea que literalmente le muestres el cebo, lo coloques y esperes pacientemente a que tu presa caiga en la trampa o que dejes una camarita en tu cuarto y lo grabes cuando esté haciendo el chanchuyo.

¡Quiero deshacerme de este roomie de terror!

Para poder eliminar a este tipo de roomie de terror debes tener en cuenta varias cosas: si lo que deseas es que no tome tu ropa sin permiso, puedes optar por hacer tu colada una vez que la ropa está seca, ir a lavar al departamento de tu amigui con secadora, estar siempre pendiente de tu tendedero y si tu clóset o habitación no tenían llave, es momento de que comiences a cerrarlos muy bien. Si de verdad ya no quieres seguir conviviendo en el mismo espacio con tu roomie terrorífico, entonces opta por mostrarle las pruebas y pedirle amablemente que se vaya. Ten cuidado porque quizá se lleva la ropa que no te ha devuelto.

Recuerda que para evitar convivir con un monstruo que se lleva las mejores prendas de tu armario, es súper importante aclararlo en en un contrato de roomies donde le indiques que no puede tomar tu ropa sin tu permiso o que si comienza a hacerlo, no vas a tolerar conductas desagradables. 

No eres responsable de las conductas desordenadas de tu roomie con poca empatía, si no acepta las reglas a la primera, entonces dile adiós o le dices cuando ya hayas conseguido un reemplazo. 


Te dejamos una rolita de chavorrucos para que mandes a tu roomie de terror a volar a gusto. Seguro te la sabes, y si no, te va a encantar. Es bueníchima para el karaoke.