Señales de que tienes al roomie ideal (¡AHÍ ES!)

Roomie ideal

El roomie ideal no es una criatura de los cuentos de hadas, existe y quizá estás a un paso de encontrarlo o quizá ya vives con el mejor compañero de piso que podrías desear y aún no te has dado cuenta, por eso si tu roomie hace todas estas cosas (o muchas de ellas) ¡no le muevas! ya encontraste oro y vives con el roomie ideal.

Si paga la renta a tiempo, ahí es

Y esta es una de las cualidades que más buscamos en el roomie ideal, alguien que puede cumplir con sus responsabilidades a tiempo y sabiendo que la renta del departamento es esencial.
También sabemos que de vez en cuando estar cortos de dinero por gastos es normal pero recuerda que un buen roomi no te encanja el diente. 

El mejor de los roomies entiende la importancia de ahorrar

Sabes que tienes al roomie ideal cuando te propuso hacer un fondo de ahorro para emergencias del departamento, si él sabe cómo disminuir el consumo de energía eléctrica y también ahorrar agua para esas situaciones en las que se vuelve precaria. Tu compañero de piso ideal es aquél que sabe cómo ir a comprar la despensa con poco dinero y hace que les dure por un buen tiempo. 

El roomie ideal respeta el contrato de convivencia

El mejor de los roomies está comprometido con sus responsabilidades y no falla a los acuerdos establecidos para la sana convivencia. Si algo no le parece siempre quiere dialogar, está dispuesto a recibir y dar su opinión. 

Aunque parece que hablamos de la vacante de un trabajo, el ser roomie es casi como trabajar.

El roomie ideal no toma las cosas sin permiso

Y estamos hablando en esos casos en los que podrías acabar con un roomie de terror que se coma tu despensa o que se ponga tu ropa sin permiso y jamás la verás volver. El roomie ideal por el contrario siempre será considerado a la hora de pedirte algo prestado ya sea de tu clóset o de la alacena. 

Además de todas estas cualidades de adulto funcional, tu roomie ideal debe ser una persona divertida con la que puedas platicar de todo, alguien open mind y sin prejuicios con la que te puedas sentir cómodo, después de todo estarán compartiendo casa. 

Recuerda que hay muchos roomies de terror rondando por ahí y si no quieres encontrarte con alguno, aprende a identificarlos para que huyas de ellos a la primera.