Ciberseguridad para dummies: cuida tus datos personales en redes sociales

¿Ciberseguridad? ¿Y eso qué tiene que ver contigo si ni siquiera tu ex te stalkea? (ouch). Pues imagina que te estás bañando en tu casa y de repente notas que hay mucha gente viéndote porque en lugar de construir muros de concreto hiciste una pared de cristal y todo el mundo puede ver cualquier cosa que suceda desde afuera. Bueno, así funciona más o menos la ciberseguridad y la protección de datos personales, no es por ponernos paranoicos pero puede que no tengas ni idea quién puede ver tu información y quizá un adolescente en Rusia está robando tus fotos para hacer catfish. Protegerte toma menos de 15 minutos, así que toma nota.

Basics de ciberseguridad #1: Deja la incredulidad a un lado

Si al leer este artículo piensas que no te afecta porque no le debes nada a nadie y no tienes nada que esconder o crees que no es importante porque no vives en medio oriente, estás equivocado. La seguridad digital es el equivalente a pagar el seguro del coche, ¿o apoco vas por la vida sin tenerlo asegurado? y si crees que en muchos casos las aplicaciones gratuitas que usan no te están cobrando nada: ya les pagaste con tu información. 

Basics de ciberseguridad #2: El uso de contraseñas

Si nadie te lo había dicho, entonces te lo decimos aquí: no uses una misma contraseña para diferentes redes sociales. Actualmente las aplicaciones serias te dictan una serie de condiciones para que tu contraseña sea válida: uso de números, letras en mayúscula, minúscula y símbolos (como: @, $, !, “ y etcétera) e incluso si has escuchado a tu roomie el techie bromear con que debe sacrificar una gallina es por la alta cantidad de requisitos que se necesitan para construir una contraseña fuerte. Pero no basta con eso, también debes tener en cuenta que usar información personal en ellas no es recomendable (como tu curp, el cumpleaños de tu mascota, el nombre de tu ex) ya que cualquiera que husmee en tus perfiles puede generar combinaciones para tratar de adivinar. También debes cambiarlas al menos cada 3 meses y desactivar la opción de “recordar contraseñas” en equipos que no sean tuyos (como en laptops prestadas, cibercafes o equipos de cómputo de tu universidad). 

Si necesitas gestionar tus contraseñas, puedes utilizar Keepass donde las almacenas y además se mantienen encriptadas o si quieres probar qué tan segura es esa nueva contraseña que traes en mente, puedes probarla aquí.

Basics de ciberseguridad #3: Tunea tu navegador

Actualmente existen múltiples herramientas que nos ayudan a navegar de forma segura por internet, por ejemplo apoyarse de una extensión como Privacy Badger que bloquea los rastreadores y espías publicitarios o la más conocida de todas un bloqueador de publicidad para ventanas emergentes y anuncios clickbait como Ublock y nunca está de más mencionar a Ghostery, que impide a rastreadores de terceros perfilar tus hábitos en línea. Todas estas herramientas solo necesitan descargarse y se instalan como extensiones a tu navegador, por lo que estarán siempre en una esquina superior y serán súper sencillas de administrar. 

Basics de ciberseguridad #4: Cuídate en las redes sociales

A estas alturas ya todos lo saben, incluidas tus tías fanáticas de las imágenes de Piolín: Google, Facebook y Twitter utilizan tu información con fines lucrativos (como esos anuncios que te aparecen al abrir tus redes sociales tras decir que se te antojó un café) o de investigación. 

Hasta parece que estamos viviendo en los tiempos de Black Mirror.

Basics de ciberseguridad #5: Evita divulgar datos privados.

Nunca uses tu perfil personal para crear o administrar eventos, también evita publicar información que pueda ser considerada sensible o documentos, así sea por mensaje privado, nunca sabes si quien está del otro lado le puede sacar provecho. Así mismo tú tienes el control de la información que das al público viendo tu perfil. Al menos en México con tu nombre completo y fecha de nacimiento ya pueden encontrar tu curp.

Basics de ciberseguridad #6: Cuida tu información bancaria

Si tienes vinculadas tus tarjetas bancarias, evita hacerlo o te convertirás en una presa más del carding y alguien muy vivaracho puede terminar gastando todo el dinero de tus tarjetas dejándote endeudado hasta la coronilla o en la bancarrota si ahí estaban todos tus ahorros de la vida. 

Basics de ciberseguridad #7: Lee antes de aceptar todo

Aunque te de flojera, revisa siempre las condiciones y términos de servicio antes de que te registres una aplicación, normalmente desde su página en la tienda puedes leer qué permisos necesitan y ahí es cuando se les abre la puerta sin ton ni son.

 Basics de ciberseguridad #8: Limita o evita el uso del mapa

A menos que uses de manera constante aplicaciones para transporte o que vayas a pedir algún servicio de comida, apaga tu geolocalización, ¿apoco no te preocupa que cualquiera pueda ver desde donde estás tuiteando esa foto con solo dar un click? a nosotros sí. 

Basics de ciberseguridad #9: Ten cuidado con los links

Si alguna vez te ha llegado un mensaje medio raro de tu amigui pidiendo que abras un link de aspecto sospechoso, bueno pues evita abrirlo. Estos pueden resultar ser algún tipo de estafa cuyo fin puede ser quedarse con nuestra información o en algunos casos, un malware que secuestra nuestro dispositivo.


¿Cómo te quedó el ojo después de leer todo esto? Seguro que te comenzaron a caer los zapes en la cabeza después de notar cómo estabas entregando todo a la primera, es normal y es un error común en usuarios que no son expertos pero mientras tengas un ojo al tanto y otro al garabato les harás más difícil vulnerar tu información, que hoy por hoy es el bien más valioso para las empresas.

Pero no te paniquees, no todo en la tecnología es espionaje potencial. Por lo pronto y para sobrevivir el resto de la pandemia te recomendamos estas 6 plataformas para ver películas a distancia con tus amix.

Y no olvides ser un buen roomie y pasarle estos tips de seguridad digital a tu roommate que sigue usando Internet Explorer y Yahoo, porque como dijeron en Spiderman: “con un gran poder viene una gran responsabilidad”.