¿Vivir con hermanos? ¡Puede ser una buena idea!

¡Vivir con hermanos puede ser una buena idea! Si te tomaste una siesta de 5 minutos y al despertar resulta que tu hermanito menor ya va a entrar a la universidad, las probabilidades de que sea tu roomie aumentan exponencialmente. Esto puede traerte algunos cambios que no tienen que ser del todo desagradables. Velo como una oportunidad que puedes aprovechar. 

Perks de vivir con hermanos: #1 Más presupuesto

Esta es una situación específica para universitarios, por lo que al tratarse de tu hermano y tú, es probable que sus padres decidan aumentarles el dinerito que les dan para que aprendan a mantenerse solos; no será solo uno de sus hijos, sino dos los que estarán viviendo fuera y además juntos como roomies, por lo que las necesidades aumentan. 

Con esto no queremos decirles que se den vuelo gastando, pero si les pasa eso, les recomendamos nuestras recetas con atún para que sobrevivan o nuestra guía definitiva para comer con $300 al mes

#2 Hay más probabilidad de recibir comida de mamá

Ya sea que todavía estés en la universidad o que ya hayas salido, una cosa es segura: La oportunidad de probar comida hecha en tu casa aumenta al vivir con hermanos; ya sea porque sus padres pueden ir a visitarlos para asegurarse de que estén siendo adultos responsables y no tengan el depa todo desordenado, o porque —aunque lo nieguen— tu hermanito es el consentido.

#3 Le puedes encargar antojos de tu pueblito

Si ya eres un adulto más o menos independiente de tus papás y la explotación laboral no te permite regresar tanto a tu lugar de origen, puedes aprovechar a que tu hermano te traiga cosas cada que vaya de vacaciones. Si tampoco estudia, antes de que se vaya contigo a la gran ciudad, hazle un encargo con toda esa comida sabrosa y única que tanto se te antoja pero no encuentras donde vives. ¿Ya le vas encontrando el lado bueno de vivir con hermanos?

#4 Tendrás a alguien que te cuide las plantitas cuando no estés

Si vas a estar fuera por trabajo o motivos de la escuela, es preciso que alguien recuerde regarte las plantas, y tener un hermano en casa cae de perlas. Si es un roomie responsable, es seguro que no le tendrás que estar recordando a cada rato. Pero si es todo lo opuesto, pídele una foto de evidencia cuando lo esté haciendo y déjale una nota con instrucciones. Lo mismo aplica si tienen un michi o un lomito.

Algo muy bueno de vivir con hermanos: #5 Menos probabilidades de que se te eche a perder la comida

A veces nos pasamos un poquito con la cantidad de comida que compramos y de plano terminamos tirándola a la basura junto a nuestro precario salario y dignidad. Con un hermano como roomie, es seguro que no será problema terminarse todos los atunes y verduras en latita que compren. De igual forma, si les queda algo de comida abandonada (como tortillas duras) nosotros les decimos cómo aprovecharla.


Recuerda hacerle una bienvenida a tu hermana o hermano y nuevo roomie para que se sienta como en casa. Puedes prepararle algo muy sabroso con maruchan o unos cocteles caseros para que se relaje del viaje.