Finanzas personales: 4 consejos para reconciliarte con el dinero

finanzas personales

Por ahí se dice que “el dinero no compra la felicidad”, y aunque esto es cierto, la verdad es que, de llorar pobre a llorar con dinero, pues mejor la segunda. 

Todos necesitamos dinero para vivir y, obvio, para darnos nuestros gustitos. Por eso, es súper importante manejar sanamente nuestras finanzas personales. 

Tener una buena salud financiera, nos ahorrará mucho estrés y ansiedad en el futuro. Con pequeños esfuerzos todos podemos tener una mejor relación con nuestro dinero. 

Si tú también luchas con tus finanzas personales mes a mes, aquí te damos 4 consejos prácticos que puedes empezar a implementar desde ya. 

Crea y mantén un presupuesto

Asegúrate de que tus finanzas personales estén organizadas. Lo mejor es que lleves un registro de a dónde se va tu dinero cada mes, pues de esta manera podrás saber exactamente cuáles son tus gastos y priorizarlos. También, al llevar un registro, podrás ver si estás tendiendo un progreso positivo o negativo en el manejo de tu dinero.

Crea un presupuesto personal y administra tus gastos en categorías como pago de la renta y servicios en el depa, súper, salidas con amigos, transporte público, etc. Si al final de toda la planeación de esos gastos te sobra dinero, decide sabiamente cómo usarlo. Puedes ponerlo en un fondo de ahorro, contratar un plan para el retiro o meterlo a alguna herramienta de inversión.  

Aprende a diferenciar entre tus necesidades y tus deseos 

Para que gastes tu dinero de mejor manera, aprende a diferenciar entre tus necesidades y tus deseos. 

Tus necesidades es todo eso que debes tener y pagar para vivir, como la comida y la renta, mientras que tus deseos son esos lujitos que te quieres dar, pero que no son indispensables para tu vida. Una vez que tus necesidades estén cubiertas, entonces sí, considera gastar en tus deseos, pero solo si te parece razonable después de haber creado un presupuesto y plan de ahorro.  

Ten ahorros para cualquier emergencia

No se trata de que ahorres la mitad de tus ingresos cada mes, pero sí de que tengas suficiente dinero para cubrir tus gastos esencias durante al menos 3 meses. 

Ojalá que nunca tengas que usar ese dinero ahorrado, pero saber que tienes una lanita para pagar cualquier emergencia que se te presente te dará una paz mental que no tiene precio. 

Además, tener dinero ahorra evitará que tengas que recurrir a utilizar tu tarjeta de crédito de mala manera o pedir un préstamo de emergencia que solo te llevará a endeudarte y pagar tasas de interés súper altas. 

No abuses de la inflación de estilo de vida

Entre más dinero ganas, más dinero gastas. Esta es la tendencia general que sigue la mayoría de las personas y se le conoce como “inflación de estilo de vida”. El saber que tienes más dinero te mete la cosquillita de querer gastar más, pero, si gastas en exceso dañarás tus finanzas personales al largo plazo. 

Si te aumentan el sueldo o como freelance empiezas a generar más dinero, es normal que aumenten un poco tus gastos, pues ya puedes pagar cosas que antes no podías, solo cuida el no caer en el despilfarro. Estos sencillos consejos pueden ayudarte a mejorar tus finanzas personales y tener una buena relación con el dinero. ¿Quieres más tips? También puedes leer nuestro artículo Aprende cómo manejar tus finanzas con TikTok.