Roomies en Colombia: ¿Qué es lo mejor de vivir con un paisa, un costeño y un rolo?

Comencemos por el principio, ¿A qué nos referimos cuando hablamos de paisas, costeños y rolos? Pues bien, te lo explicaré rápidamente para que no te pierdas.

Roomie Rolo: Es la persona bogotana, es decir que vive o se crió en… (sí, lo tienes en la punta de la lengua) ¡En Bogotá!  

Roomies Paisas: Nacidos en departamentos como Quindío, Antioquia, Caldas, Risaralda, parte de Valle del Cauca y hasta Tolima.

Roomies Costeños: Habitan la Región Caribe, es decir que viven alegremente cerca a la playita y el mar.

Sabiendo esto, podemos continuar con las clases de convivencia con Colombianos. 

Ya sea que te vayas a vivir a Cartagena, Medellín, Bogotá o a cualquiera de las hermosas ciudades Colombianas, es seguro que en algún momento de tu viaje o estadía te vas a encontrar con estos tres tipos de roomies.  

Si vas a vivir con un roomie paisa tienes que saber esto:

El roomie paisa es fan de sus raíces y amante de los buenos guisos, o sea la salsita deliciosa con la que sazonas todo y que está hecha de cebolla, tomate y condimentos varios ¿Ya se te hizo agua la boca? Bueno, a ellos de seguro también.

El roomie paisa es un Colombiano con espíritu emprendedor, proactivo, explorador e inventor. También dentro de sus muchas cualidades podemos destacar su alegría, audacia y compañerismo ¡Es posible que se hagan BFF súper rápido!

Por cierto, si eres adulto y no sabes cómo hacerte amigos, lee esto

Tu futuro roomie puede que en algún momento te prepare una deliciosa bandeja paisa, te ofrezca un aguardiente bien frío y te saque a bailar un perreo intenso. No se te haga extraño si ves a tu roomie paisa comiendo arepa a cualquier hora del día o si se sirve un plato entero de frijoles, es común comer así en su región.    

  • Dato relevante: El roomie paisa no te va a tutear, te va a vosear. Si escuchas un “¿Vos sabés dónde está mi camisa?” o “Vení, sentáte a tomar un cafecito” es porque estás en presencia de un verdadero y auténtico roomie paisita.

El roomie rolo:

A diferencia del roomie paisa, puede tardar un poquito más en tenerte confianza; pero no es por mala onda, deja que te conozca más y ¡zaz! Vas a ver lo cool, servicial, amistoso y divertido que será. 

El roomie bogotano puede ser tu GPS predilecto; a menos que haya vivido debajo de una roca, va a saber decirte cuáles son los mejores rincones de la ciudad; ahora, si de verdad no sabe ubicarse, entonces mira esta guía para disfrutar Bogotá a pleno cuando estás de intercambio o visita. 

Los que nacieron en la capital de Colombia son personas trabajadoras, honestas, versátiles y sinceras con los que podrás disfrutar de un ajiaco o una changua (platillos típicos de la capital).

El ajiaco que te va a invitar tu roomie 😉
  • Dato relevante: El rolo te pude tutear o ustear. No te preocupes si te dice “¿Usted ya cenó?”  El hablar de “usted” es una señal de respeto y está bien visto; mejor responde que no comiste nada y traga doble esa noche. XD

Por último, pero no menos importante, los roomies costeños:

Estos roomies pueden llenar un hogar de alegría, son amantes del ron, el fútbol, los carnavales, la playa, el calorcito, la música y la vida liviana; ellos pueden llegar a ser ese roomie Hakuna Matata que deseas, porque sin preocuparse es como hay que vivir.

Te enseñarán a disfrutar la comida del mar y si estás de buenas probarás el arroz de coco, las butifarras, la arepa de huevo y muchas otras delicias culinarias propias del caribe y pacífico colombiano. La amabilidad, buena onda y personalidad extrovertida es algo que quizá caracterice a tus futuros roomies, con ellos puedes pasar momentos inolvidables y cool disfrutando de un atardecer caribeño.


En conclusión, cada uno tiene su toque mágico, con todos podrás tener una convivencia sana (a menos que no laves tus platos, ahí no te aseguramos nada). Esperamos que este artículo te haya gustado y para cerrar te preguntamos: Si te dieran a elegir, ¿Con quién preferirías vivir? ¿Será con el paisa, el rolo o el costeño? Si acaso visitas Bogotá, no te pierdas este recorrido por los mejores museos de la capital.