Bariloche – Argentina: Un lugar salido de cuento de hadas

Bariloche es ese lugar que viste en las películas romanticonas agarrada a un tarro de helado. La gran mayoría de locaciones son realmente instagrameables y el aura de la ciudad te harán sentir como la estrella de un cuento. 

Abundan las montañas, el agua cristalina, el chocolate y un toque juvenil que te harán enamorarte locamente de cada rincón. Como abrebocas de lo que estás por conocer, puedes leer este artículo sobre los 10 lugares que te harán amar La Argentina. 

Si quieres disfrutar de unas buenas y baratas vacaciones en Bariloche, te recomendamos que te lleves unos zapatos resistentes para caminar, te quedes en un hostel, hagas nuevos amigos, le preguntes a los de la recepción cómo llegar a los lugares turísticos sin tener que pagarle a un guía y disfrutes al máximo la comida local.

Ahora si vas en plan relax y no quieres mover ni un dedo, entonces mejor quédate en alguno de los resorts disponibles (que por cierto son mega top) y separa con tiempo tus recorridos, para visitar como un buen turista.

Como dato, Bariloche es una ciudad que tiene diversos espacios de entretenimiento; vas a poder jugar bolos, patinar en pista de hielo o hacerte un tour por los diferentes bares; ya que estamos, mira estas 3 catas de cerveza y vino para que te vayas preparando. 

Ten en cuenta que en Argentina, los bares son para sentarte a tomar algunos tragos y picar algo de comer, a diferencia de los boliches, que son aquellos lugares a los que vas a bailar, a perrear hasta el piso hasta que te canses.

¡No te pierdas el bar de hielo en Bariloche!

Si ves a un grupo de chicos y chicas andando por las calles cantando a todo pulmón Bariló, Bariló, vamos a Bariló, nos vamo´ a Bariló, tranqui, es todo muy normal. Lo que pasa es que los jóvenes que están por terminar su último grado de bachillerato suelen hacer su viaje de fin de curso a esta ciudad. Una de las mejores razones para ir a este rincón de La Argentina es que siempre vas a estar flotando en un ambiente juvenil, divertido y mágico. 

Bariloche tiene dos caras, una es la calidez del verano y la otra es la maravilla del invierno. En este lugar de Sur América podrás hacer una gran variedad de cosas y te las vamos a dividir por climas para que seas tú quien elijas en qué momento te conviene viajar. 

INVIERNO EN BARILOCHE:

Es una experiencia 10/10, si aún no conoces la nieve, entonces prepárate para guardar uno de los mejores recuerdos de tu vida. Parece una tontada, pero ver por primera vez nevar es algo que le mueve el corazón hasta al más grinch. 

El plan predilecto para esta temporada es hacer esquí, snowboard, montar trineos, o alguna actividad que tenga que ver con tirarte de una montaña cubierta de hielo. La idea es que vayas siempre con ropa abrigada, MUY ABRIGADA, no queremos que mueras de hipotermia y que disfrutes Bariloche al 100%. Si nunca practicaste nada de esto, dentro de los lugares puedes contratar a un instructor y alquilar todos los implementos. 

Tendrás distintos cerros para visitar. Dentro de los más importantes está el asombroso cerro Catedral, Campanario, Tronador, Otto, Challhuaco y Lopez. Cada uno tiene su encanto y lo mejor es que contarás con teleféricos y sillas eléctricas que te llevarán hasta el pico más alto para que disfrutes de la imponente vista de todos.

Visita las confiterías, las tiendas de chocolate en barra, las fábricas de cerveza, (reserva el recorrido y haz una cata). Camina, prueba los condimentos, la comida ahumada del lugar y recorre el fantástico centro cívico, te vas a cruzar con gigantes construcciones que parecen salidas de las películas de Harry Potter.

UN VERANO EN BARILÓ

El plan por excelencia de esta temporada es hacer la ruta de los 7 lagos hasta llegar a San Martín de los Andes, (otro lugar encantador). Alquila un automóvil con tu roomie o compañero de viaje y para en cada una de las bahías para apreciar la claridad y hermosura del agua. Enamórate de los paisajes y la armonía que hay. Ahora, si te dan las piernas, también puedes hacer este tour en bici, tú eliges.

Sí, este es uno de los lagos. No es Europa, ¡es América del sur, bebé!

Después de que se derrite la nieve de las montañas, ellas siguen ahí y están listas para que las recorras; disfruta de actividades como el senderismo o las cabalgatas; ve a los puntos acuáticos para hacer canopy, rafting ,y por supuesto, saca tu vestido de baño y tírate de cabeza a las playas de Bariloche. 

Los fines de semana hay ferias de artesanos y diversos museos que puedes visitar. Si quieres, antes de viajar, entra a la página web de turismo y entérate de las actividades que se harán en las próximas semanas.



Esperamos de todo corazón haberte antojado de Bariloche, es un lugar que merece ser conocido por todas y todos. Aquí te dejamos un post sobre cómo conseguir vuelos baratos para que empieces a planear tu viaje desde ya.