Cómo buscar a tu ex jefe para pedirle trabajo de nuevo

Volver a una empresa que dejaste es algo que pensamos que nunca va a pasar en nuestras vidas, pero sucede. Y, en realidad, no tiene por qué ser tan malo. Si te llevabas bien con tu ex jefe, ¿por qué no buscar regresar

A lo mejor dejaste tu antiguo trabajo porque se te presentó una mejor oportunidad en otro lugar. O quizás tengas que volver por necesidad (y por eso es importante salir en buenos términos de cualquier trabajo).

Si andas sin chamba o simplemente extrañas uno de tus trabajos anteriores, puedes considerar buscar a tu ex jefe para pedirle una nueva oportunidad. Claro, debemos partir del punto de que para hacerlo debiste de haber quedado bien parado en ese trabajo y con ese jefe.  

Si quieres pedirle trabajo de nuevo a tu ex jefe, te recomendamos que le escribas un email y que sigas estos consejos:

Investiga con algún compañero si hay puestos disponibles

Antes de buscar a tu ex jefe, trata de investigar con algún amigo que siga chambeando ahí si hay algún puesto disponible. Con suerte tu puesto anterior esté vacante, o quizás abrieron un área nueva en la que podrías encajar bien. Siempre es bueno saber qué opciones tienes.

Recuérdale a tu ex jefe quién eres y cuál era tu rol 

Si ya pasó bastante tiempo desde que trabajaste con él y además es una empresa grande con muchos empleados, es posible que tu ex jefe no recuerde con tanta claridad cuál era tu rol en la oficina. No te lo tomes personal, y comienza por este punto. Recuérdale quién eres y qué hacías cuando trabajabas con él (o ella). Aprovecha para mencionar algo sobresaliente que hayas hecho en aquellos tiempos. 

Menciona algo padre que haya pasado cuando trabajaban juntos

Una vez que ya le recordaste quién eres y qué hacías, incluye un toque personal en el email mencionando algo padre que hayan vivido cuando trabajaban juntos. Puede ser una junta memorable donde salió una idea increíble, los breaks que se daban para jugar futbolito, una posada de la empresa, los jueves de tacos… algo que sepas que le sacará una sonrisa de la cara. 

Esto ayudará a que sienta más empatía por ti e incrementará las probabilidades de que te responda el correo. 

Dile por qué quisieras regresar a trabajar con él o ella

Ahora sí, llegó el momento de decirle por qué quieres regresar a trabajar con él. Sé honesto y sencillo. Platícale si te quedaste sin chamba (sin sonar miserable), o que ya no te sentías a gusto en tu trabajo anterior. Ser transparente siempre es mejor que tratar de aparentar algo que no es cierto. 

Aquí puedes mencionar que sabes que hay posiciones disponibles en tales áreas y que podrías ser un buen elemento en ellas. 

Cuéntale las cosas nuevas que has aprendido o logrado

Finalmente, cuéntale lo que has aprendido y logrado laboralmente desde que dejaste de trabajar con él. Ya sean cursos que has tomado, habilidades que has desarrollado, algún idioma aprendido, experiencia adquirida con un sector en particular, etc. Debes mencionarle todo lo bueno nuevo que traes y que podrías aportar a la empresa. Además, recuérdale que ya estás capacitado en las funciones que realizabas antes. De alguna manera le convienes porque no tendrá que entrenar a alguien desde cero.

No tiene nada de malo que quieras regresar a tu antiguo trabajo (a menos que hayas vivido explotación laboral; en ese caso, checa este artículo). Si es algo que ha estado rondando tu mente y realmente lo deseas o lo necesitas, simplemente búscalo. No pierdes nada con mandarle un email a tu ex jefe, por el contrario, podría ser que te diga que sí y que tengas trabajo de nuevo.


Mientras encuentras nueva chamba, checa este post de cómo sobrevivir comiendo con $300 al mes, y este otro de tips para buscar empleo. ¡Te deseamos lo mejor!