Categories
Cómo ser adulto Mexico

Alarga la vida de tu colchón nuevo

Comprar un colchón es un rito de pasaje a la adultez. Te decimos cómo cuidar tu colchón nuevo para que tenga una vida larga y tú sigas durmiendo como bebé.

Comprar un colchón nuevo para que puedas dormir tranquilo y amanezcas sin dolores de espalda puede ser una de las experiencias que te certifican como adulto. Pero no basta con la emoción de estrenar, también debes aprender a conservarlo para que puedas disfrutarlo por mucho, mucho tiempo. Checa nuestras recomendaciones y conviértete en un gurú del sueño. 

Nuestras incursiones al mundo de los señores que comenzaron con la compra de tuppers o plantas para tu casa, está evolucionando hacia formas que no creíamos posibles: el interés por los colchones no aparece por arte de magia, es signo de que eres más adulto de lo que pensabas. El colchón ideal te escoge a ti, casi como la varita escoge al mago, y se vuelve una extensión de nosotros. Ya sea que te gusten los que son suaves o un poco más firmes, cuidar tu colchón nuevo es una tarea que te va a beneficiar en gran medida, después de todo es tu nidito al final del día. Te damos estos súper tips para que no tengas que volver a gastar en otro colchón en un largo tiempo:

Cuida tu colchón nuevo: #1 Tienes que aspirarlo

¿Has escuchado sobre los ácaros? Bueno, pues son unos animalitos que viven en el polvo de ciertos tejidos, como nuestra ropa de cama, fundas de almohadas y por supuesto que en nuestro colchón. Es importante aspirarlo cada vez que cambies de sábanas para evitar que el polvo se acumule y estos bichitos se queden ahí. No es por sonar a abuelita pero los ácaros pueden ocasionar problemas en tu piel de porcelana.

Cuida tu colchón nuevo: #2 Elimina los olores

Aunque tu roomie pueda opinar lo contrario, la causa del mal olor no eres tú (aunque de todos modos báñate por favorcito). La mayoría de las veces los causantes de estos olores son bacterias o gérmenes. Para eliminarlos, puedes espolvorear bicarbonato sobre tu colchón y restregarlo un poco (no le des tan duro, hazlo con amor) para después aspirarlo. Si aún así no se van los olores del pozole que tiraste en la cama, entonces tendrás que volver a usar el bicarbonato pero dejarlo tapado para que actúe durante toda la noche. A la mañana siguiente después de aspirarlo, puedes rociarlo con desinfectante y colocarle sábanas nuevas.

Cuida tu colchón nuevo: #3 Haz limpieza profunda cada 6 meses

Este tipo de limpieza se recomienda dos veces al año, pero hazlo al menos una vez al año para que no te pase como a los personajes de “El almohadón de plumas”. Para comenzar, lo básico es aspirar primero nuestro colchón para eliminar el polvo almacenado. Mezcla una cucharada de detergente líquido para ropa en un litro de agua fría. Haz mucha espuma con una esponja y limpia el colchón en círculos.  Si encuentras alguna mancha, toma un momento para limpiar ahí por más tiempo. Pídele ayuda a tu roomie para sacar el colchón al aire libre y déjalo secar al sol.  

Cuida tu colchón nuevo: #4 Consejos adicionales

Para prevenir que tu colchón (nuevo o no) se apeste debido al sudor, ponle un cubre colchón antes de la sábana de cajón. Lo ideal es que cambies tus sábanas cada semana cuando aspires el colchón. Si hace calor o hay acción, tendrás que cambiar tus sábanas con más frecuencia. Siempre es bueno inspeccionar y asegurarte de que no tenga algún resorte por ahí dando problemas y que te pueda lastimar. 

Recuerda que antes de tender tu cama debes ventilar la habitación y también que siempre se deben sacudir la sábana y las almohadas. 

¿Te estás enterando apenas de todo esto y no tienes ni idea de la última vez que se le dio mantenimiento a tu colchón porque venía con el depa? Ya somos dos. Para que los ácaros no te coman vivo o que no tengas dolores de espalda, procura cambiar tu colchón después de unos 7 años.


Si sospechas que es tiempo de que tu colchón viejo pase a una mejor vida, checa este artículo para saber si llegó el momento de cambiar tu colchón. Y además de cuidar tu colchón, asegúrate de tener una buena rutina de sueño para que tu cuerpo se conserve mejors. Si no puedes dormir, te recomendamos estos canales de ASMR 😉